Monday, August 9, 2010

culinary art

Un trabajo de branding aplicado que me parece envidiable. No es fácil trabajar con productos de consumo masivo como es el caso, y aún así lograr estéticas bellas.
En este caso lo que me encanta es que muestra la fuerza de la tipografía, y rompiendo las reglas de no mezclar muchas, las convierte en recursos visuales y decorativos. Lo mismo puede decirse del uso del color para ayudar al ojo a identificar las distintas familias de productos. 

 



2 comments:

Mr. Verbal Kint said...

Esto está muy bien. Igual yo de estas cosas entiendo muy poco. Con el marketing tengo una relación un tanto distanciada, nos miramos con desdén.

Saludos

ce said...

Y porqué la relación tan distante con el marketing Mr. V? Esta más cerca suyo de lo que cree, todos lo aplicamos en nuestra vida cotidiana.